Hacer una fika es simplemente tener un tiempo determinado durante la jornada laboral para sentarse, tomarse un café, comer algo y hablar con los demás. Se trata de una costumbre sueca y se considera una de las claves de la excelente productividad de este país. En este post analizaremos cómo adaptar a nuestro país y a nuestras empresas esta costumbre que fomenta un espacio donde compartir, crear, conectar y relajarse con los compañeros de trabajo.

 

En España estamos, conforme están pasando los años, extinguiendo la pausa para el café o la realizamos de una manera poco productiva. Nos tomamos el café rápido en el puesto sin levantarnos, o solos en un rincón de pié para no alterar la supuesta productividad de los demás o salimos de la empresa solos y aprovechamos para mimetizarnos con nuestro querido smartphone. E incluso muchas empresas hacen todo lo posible para que no disfrutemos de ese tiempo realmente e intentemos no tomarnos ese espacio.

 

En Suecia, la fika está contemplada dentro de la jornada laboral igualmente como el tiempo dedicado a mandar correos o realizar llamadas telefónicas a clientes. La empresa sueca proporciona espacios para realizar la fika perfectamente adecuados para crear un ambiente idóneo para el diálogo, el refuerzo del grupo y la creación alrededor de un café y unos dulces.

 

En España, desgraciadamente, estamos en muchas empresas todavía anclados en que la pausa es sinónimo de holgazanería, e incluso para algunos jefes, muchos empleados juntos es sinónimo de conspiración y de intenciones contra la empresa. No exageramos, todavía existe, es la triste realidad de muchas empresas en nuestro país “lideradas” por los personajes que todos conocemos, le hacen daño tanto a empresa y a trabajadores y que en este post no nos detendremos a describir.

 

fika

 

La productividad depende de muchos factores pero está muy relacionada con esta simple pausa; podríamos pensar que está relacionada directamente por el incremento de cafeína o teína en nuestro organismo, pero va mucho más allá. Los beneficios directos son:

 

1. Crear un clima de relajación, de eliminación de barreras para fomentar la creatividad.

2. Tiempo de compartir, de resolver problemas y de proponer soluciones.

3. Conectar con tu equipo, crear lazos de confianza, hacer que todos remen en el mismo sentido.

4. Crear un estilo de gestión horizontal y no muy jerárquico.

5. Se escuchan a las personas, promueve la comunicación a todos los niveles.

6. Es una buena manera de evaluar la percepción de la gestión de la organización.

7. No es caro de poner en marcha dentro de la empresa.

8. No es necesaria media hora, lo importante es pararse y disfrutar.

9. La implicación en el grupo la podemos fomentar haciendo que todos contribuyan con alimentos preparados por ellos mismos (bizcochos caseros, empanadas,etc..).

10. Se puede adaptar a nuestras costumbres: a media mañana nos podemos reunir en torno a una cerveza y un aperitivo.

 

Así que,

Si quieres mejorar la productividad de tu empresa, pon Fika en ella.

Pero, cuidado, no es cuestión de comprar una cafetera o una nevera y poner una mesa y sillas; es mucho más. Tiene que ir en línea y en coherencia con el estilo de liderazgo, la filosofía de la empresa, la estructura organizacional, la actividad, el equipo, el nivel de madurez de la organización, etc…

 

Te invitamos a que visites este enlace donde puedes ver un ejemplo de empresa que realiza fika. Pincha aquí.

 

Si necesitas ideas, consejo para adaptarlo a tu organización o saber si realmente encajaría en tu empresa, no dudes en consultarnos. Contacta con nosotros.

Compratelo!!!
Share This