Cualquier proceso de comunicación conlleva inherente la posibilidad de que ocurra un conflicto ya que en este proceso intervienen las personas y este riesgo siempre está latente. En el contexto de la empresa es un hecho que los conflictos están presentes ya que la diversidad de criterios de los trabajadores se puede poner en manifiesto en cualquier momento. Por lo tanto, es vital que las empresas comprendan que el fomento de la comunicación fluida entre los miembros de la organización mejora los procesos productivos y disminuye los posibles conflictos.

 

Los efectos de una comunicación fluida mejora de manera importante el clima de la organización y el sentimiento de pertenencia a la empresa.

Entre los factores más perjudiciales para una empresa es la falta básica de comunicación entre sus miembros uno de los principales. La falta de entendimiento conduce a una ruptura de negociaciones, a una falta de acuerdos total. Cuando en una empresa falta una política activa de comunicación se crean en ella una serie de conflictos totalmente evitables si existiera dicha política.

 

Para comprender la importancia que tiene la comunicación en los conflictos en primer lugar tendremos que definir el término:

 

La Comunicación es la transmisión de un mensaje entre un emisor y un receptor mediante un código común.

 

 

La comunicación se divide en dos tipos: comunicación verbal y no verbal. Adentrémonos en sus significados:

 

Comunicación verbal.

 

Es el tipo de comunicación en la que se utilizan signos en el mensaje.

 

Los signos son arbitrarios y/o convencionales, ya que expresan lo que se transmite y además son lineales (cada símbolo va detrás de otro).

Puede realizarse de dos formas:

  • Oral: A través de signos orales y palabras habladas.
  • Escrita: Por medio de la representación gráfica de signos.

 

Ejemplos de conflictos por comunicación verbal: Mala redacción de comunicado, mala explicación de una orden, ausencia de recepción de una nota, ausencia de confirmación de que el receptor la ha recibido.

 

Comunicación no verbal.

 

La comunicación no verbal es el proceso de comunicación en el que existe un envío y recepción de mensajes sin palabras, es decir, mediante indicios, gestos y signos.

Estos mensajes pueden ser comunicados a través de gestos, posturas, expresión facial, lenguaje corporal y contacto visual.También comunicamos con objetos como la ropa, el peinado, la conducta, etc…

 

Ejemplos de comunicación no verbal: brazos cruzados, no mirar a los ojos, agachar la cabeza, mover de manera agresiva los brazos, señalar con el dedo índice, etc….

 

 

Si utilizamos todas las herramientas que intervienen en la comunicación de una manera efectiva podremos controlar, evitar y solucionar muchos conflictos.

Para propiciar el entendimiento entre las partes implicadas se debe partir del principio de la confianza.

 

Además, hay que tener en cuenta que el proceso de comunicación es muy complejo ya que está muy ligado a factores que ocurren dentro de la organización tales como la motivación, el liderazgo, la toma de decisiones, etc…También está determinado por las características de cada individuo a la hora de comunicarse como son las habilidades para hablar en público, para escribir, expresar, aconsejar,…. y además están muy influenciadas por las características de personalidad como son la empatía, la agresividad, la sumisión,entre otras.

 

Mejorar la comunicación es sin duda mejorar la productividad de tu empresa.Las organizaciones tienen que empezar a darle la importancia que se merece y poner las estrategias efectivas en marcha.

 

 

Desde FeelQuality entrenamos y capacitamos a empresas como la tuya para que la comunicación sea una herramienta estratégica para la productividad.

Contacta con nosotros, estaremos encantados de comunicarnos contigo.

 

 

Si te interesa el tema, puedes consultar además estos artículos relacionados:

 

Compratelo!!!
Share This