Estamos en época de Halloween, época de sustos, tratos y exaltación de nuestros miedos. Pero Halloween también está en tu empresa, en tu día a día. ¿Quieres abrir la cripta de tus miedos empresariales más profundos? ¿Seguro que estás preparad@? Pasa sin llamar a la galería de los horrores empresariales.

 

  • Drácula ansía tu sangre.

Todos lo reconocemos, es ese personaje que te acecha continuamente y te deja en un estado de no vivo: impuestos y burocracia. Pero este no muere con estaca en el corazón; tienes que aprender a llevar sus horarios y costumbres.

 

 

  • Dentro tienes al Dr Jekyll and Mr Hyde.

Se desarrolla una bipolaridad en ti que nunca conociste: simpático con clientes, fiera con otros, negociador e intolerante;  los que te conocen bien han apreciado tu metamorfosis desde que tomaste el brebaje emprendedor.

 

  • Freddy Krueger se autoinvita en tus sueños.

No puedes dormir y cuando lo logras, se presentan todas las cosas desagradables juntas: deudas, decisiones difíciles, rechazos, dudas… en forma de muchacho algo achicharrado, ortopedia cortante, jersey infantil  y sombrero de feriante. Llévatelo a tu terreno y hazle tu mejor Elevator Pitch; huirá el muy cobarde.

 

  • Has creado tu Frankenstein.

Tu idea, tu negocio está irreconocible; has cambiado, modificado, adoptado, eliminado tanto que a veces no la reconoces. Míralo bien, es tu monstruo, lo has creado tú, le has dado vida, es el resultado de tu esfuerzo. Además es un monstruo querido por todos.

 

 

  • IT (Eso llamado fracaso).

El globito que nos suelta el payaso con serios problemas dentales, no es más ni menos que nuestro miedo a fracasar, a equivocarnos, a perder dinero, tiempo, a arriesgar demasiado. Coge el globo, ínflalo con todos tus miedos y pínchalo.

 

  • La noche de los muertos vivientes.

Los clientes, los proveedores, la administración nos persiguen, lentamente, pero te persiguen. Y lo peor es que siempre te cogen. Huir es de cobardes, afronta los problemas de frente (y con una buena maza).

 

  • Los chicos del maíz.

Tu equipo de colaboradores y trabajadores no siempre están como tú deseas, a veces el clima se enrarece, la comunicación no es la adecuada, el liderazgo no es efectivo, tenemos toxicidad en nuestros equipos. Tiene solución humana; es cuestión de gestionar bien nuestro equipo y cuidar al máximo la comunicación.

 

  • Jason te persigue, no sólo los viernes 13.

La motosierra siempre está dispuesta a recortar tus presupuestos. Ten clara tu postura, pon en valor tu producto y servicio, defiende la calidad de tu servicio, aprende a negociar.

 

 

 

Esperamos que hayas pasado un magnífico momento terrorífico. Reconocer nuestras peores pesadillas y aprender a reírnos de ellas es fundamental  para nuestra salud empresarial.

 

 

Desde FeelQuality estaremos encantados de crecer contigo en la luz y en las tinieblas.

 

Te esperamos. Contacta con nosotros.

 

 

Seguro que también te interesa:

Compratelo!!!
Share This