Ayer tuve la gran suerte de asistir a una conferencia de Pablo Pineda dentro de las Jornadas Culturales Andaluzas en mi pueblo, Los Barrios. Pablo Pineda se puede definir por un amplio currículum a sus espaldas, propio de un hombre de su (y mas o menos mi) edad; pero yo lo voy a definir como una persona libre. Y lo defino así porque una persona es libre cuando dice lo que piensa y hace lo que le hace feliz; así que para mí, Pablo Pineda, es un hombre libre.

 

Pablo Pineda, a través de sus experiencias personales, nos introdujo en un aspecto para muchos invisible, la necesidad real de la inclusión de todas y todos en nuestra sociedad. Para él , la inclusión se basa en aspectos tan sencillos y primarios como la sensibilidad y la empatía, pero tan carentes entre nuestra sociedad insensible, egoísta y deshumanizada. Le dió, con toda la razón en mi opinión, la importancia que se merece a la oportunidad de pertenecer a un grupo, del valor de la amistad, del valor inconmensurable que supone para todos el sentirse valorados, aceptados y queridos por los demás.

diversidad

Es para mí muy reconfortante que una persona que de verdad ha vivido la exclusión y la inclusión hable del tema. Muchas personas hablan teóricamente de estos temas, sacan estudios, son expertos en ello, pero, para hablar de verdad desde el corazón y con las emociones sobre la mesa, hay que vivirlo.

Sólo así, con la verdad por delante, con la fotografía cruda de la realidad de nuestra sociedad frente a nuestros ojos, nos daremos cuenta de la importancia de la inclusión.

 

Para Pineda, la discapacidad es un término muy arbitrario. Todos somos discapacitados para algunas cosas, y todos somos capaces de hacer muchas. La diversidad es riqueza, las diferencias son tremendamente positivas; nos transforma a todos. Ser diferente no es malo, no es algo de lo que tengamos que avergonzarnos.

En nuestra sociedad, faltan pilares fundamentales: el respeto, la solidaridad, la tolerancia, los valores y la ética.

 

Valores

Todo este aprendizaje lo traslado al universo en el que me muevo y me pregunto:

¿Existe la inclusión real en el mundo laboral y empresarial?

¿Somos capaces de aceptar lo diferente como oportunidad, no como lastre?

¿Existen los valores fundamentales realmentente en las empresas?

¿Hacemos algo por mejorar la sociedad desde las empresas?

 

Tenemos mucho que reflexionar y sobre todo, que trabajar, eso es evidente. Definitivamente, la inclusión es nuestra asignatura pendiente.

Si te interesa, puedes leer otros posts relacionados con el tema:

Accesibilidad Universal

Normas UNE 158000

DALCO, ¿ tu empresa no conoce qué es?

 

 

Somos una empresa especializada y sensibilizada con el Sector de la Salud y el Bienestar Social, contacta con nosotros, estamos para atender tus necesidades.

Compratelo!!!
Share This