Estamos en un momento difícil en el que a muchas personas se les ha trasladado el trabajo diario de las oficinas a sus domicilios, casi sin tiempo de reacción.

Aunque muchos estamos más que acostumbrados al teletrabajo, hay otras personas que han complementado a veces su tarea en la oficina con el trabajo en casa; pero esta situación concreta que atravesamos es muy distinta: ahora vas a tener que realizar toda tu jornada laboral en casa y solamente en casa. El escenario es muy diferente: no salimos a la calle, no tenemos reuniones presenciales, no hacemos desplazamientos, no tenemos horarios inflexibles para comenzar y terminar, etc.

    El teletrabajo es posible, pero hay que tener en cuenta algunos sencillos trucos y consejos que te voy a trasladar a lo largo de varios posts.

    En este post me voy a centrar en el primer paso básico antes de comenzar el teletrabajo: la toma de conciencia. Es importante que tomes conciencia de tu nueva manera de trabajar y de planificar tu vida en estos días. Por ello te facilito estos 10 consejos útiles y fáciles:

 

Paso 1. Toma de conciencia.

1.Tómatelo en serio.

El teletrabajo requiere el mismo esfuerzo, implicación y disciplina que requiere tu trabajo diario en el escritorio de tu oficina. No hay que perder calidad en el trabajo, ni eficiencia, ni enlentecerte, ni ser menos productivo. La autoexigencia y la disciplina son responsabilidad tuya ahora. Es tu oportunidad para demostrar tu madurez y valía profesional.

2.Crea un espacio adecuado

Que trabajes en casa no significa en cualquier lugar y, sobre todo de cualquier modo. Debe ser un lugar donde tengas espacio para realizar tu tarea, estés cómod@, con una iluminación adecuada, con una postura correcta, ventilación, agradable a la vista, limpio, y sobre todo, fácil de aislar (que puedas evitar disrupciones, paso de otras personas, ruidos, etc.). Personaliza, haz tuyo el espacio, y diviértete con el proceso.

3.Marca horarios y rutinas.

Y, sobre todo, sé fiel a ellos. Lo ideal es estar operativ@ a la hora que normalmente lo estás en la oficina, haz un descanso cuando lo haces en tu centro de trabajo, y, sobre todo, recuerda, cuando estás trabajando, estás trabajando. No pierdas el norte. No caigas en la procrastinación.

4.Mantén el contacto con tu entorno laboral.

No estamos aislados cuando trabajamos; trabajamos en equipo, en red, con y para personas. Hay muchas maneras de estar en contacto de manera telemática: podemos realizar reuniones, gestionar y hacer seguimiento de tareas, y muchas herramientas para hacer trabajos de forma colaborativa (Te lo explicaré con más detenimiento en el próximo post). No estás sol@. Ah, también podemos hablar por teléfono, no se te olvide.

5.Aléjate de distracciones.

Principalmente redes sociales y WhatsApp. Si no es vital para tu trabajo, no entres en Redes Sociales y WhatsApp personal mientras teletrabajas (Ojo: hay herramientas externas que merman esa voluntad) Son unos grandes ladrones del tiempo. Limítate a redes corporativas, de networking y mensajería tipo business. Cuando termines tu horario de trabajo, entonces puedes acudir tranquilamente a ellas; es tu tiempo de ocio.

 

Aléjate de las distracciones

                     Aléjate de las distracciones

6.Haz pequeños descansos y recompensas al acabar tareas.

Desconecta la vista, despeja la mente por unos minutos, toma un café o un refrigerio, date una pequeña vuelta, cambia de postura, estira las piernas; lo que se te ocurra. Ponte además pequeñas recompensas cuando termines una tarea. Una recompensa puede ser un descanso más amplio o terminar antes, por ejemplo.

7.Separa trabajo y ocio.

Es complicado, pero no podemos mezclar espacios y tiempos, si lo hacemos, nos será imposible trabajar. Ejemplo: Cocinar, trabajar, hacer la colada, trabajar; complicado escenario para la concentración y para la productividad. Cuando se trabaja en casa es muy delgada la línea que separa el trabajo a la adicción al trabajo, y por otro lado, en el otro extremo, te puedes ver imbuid@ por la apatía y la vagancia. Es complicado mantener los límites bien definidos, pero no imposible.

8.Correo y teléfono de trabajo.

Establece horarios de atención al público. Que trabajes en casa no significa que atiendas las 24h del día. Muestra a tus clientes y red de trabajo que tienes un horario de atención. Proporciona sólo los correos corporativos y teléfonos de empresa.

9.Cuida tu mente y tu cuerpo.

Desconecta cuando no estés trabajando, haz tareas que te apasionen, haz cosas que en otras ocasiones no has hecho por falta de tiempo. Ejemplos: Leer, escribir, ver series, películas, escuchar música, tocar un instrumento, dibujar, etc. Importante cuidar la alimentación, horas de sueño, hacer ejercicio y, sobre todo, reír, no se te olvide reír. No pierdas nunca el sentido del humor.

10.Conciencia a tu entorno.

Si tu familiar o tu amigo no te llaman para algo sin importancia cuando estás trabajando en la oficina; cuando estás trabajando en casa, tampoco. Conciencia a las personas que conviven contigo que “no estás” ,y a los que no te ven, que para aspectos fuera del trabajo, “tampoco estás” durante tu teletrabajo. Todos esos casos de interacciones se tratan tranquilamente una vez que hemos terminado nuestra jornada. Haz que los demás se conciencien de que estás trabajando, igualmente que si estuvieras en una oficina o en una reunión presencial.

 

                         Conciencia a tu entorno

 

¡No es tan duro, ánimo!

Constancia, concienciación y paciencia para instaurar algo nuevo en nuestras vidas como comportamiento habitual.

Te invito a que sigas pendiente a mis publicaciones, porque tengo preparado más posts para poder acompañarte y aconsejarte en esta nueva situación del teletrabajo.

Nuevas herramientas, nuevos trucos, nuevas maneras de pensar y actuar,

¡No te arrepentirás!¡Garantizado!

Compratelo!!!
Share This