Gestión del Riesgo

Gestión del Riesgo

Los riesgos existen en cualquier tipo de empresa, independientemente del sector de su actividad o de su tamaño. El riesgo es inherente a la organización. Dependiendo de si efectuamos una gestión eficaz o ineficaz en nuestra empresa, los efectos de esos riesgos se verán mitigados o no y sus consecuencias serán mas o menos adversas. Lo más importante es saber identificar los riesgos y gestionarlos eficazmente. Este tema será tratado durante tres post donde profundizaremos en este aspecto. Ahora nos centraremos en conocer el término riesgo y su importancia dentro de la recientemente publicada ISO 9001:2015.

 

¿Qué son los riesgos?

 

Si utilizamos como comienzo la definición que aporta la norma ISO 31000 sobre la Gestión del Riesgo:

Es la combinación de la probabilidad de que algo suceda y las consecuencias que puedan tener. La posibilidad de que una actuación determinada pueda efectar, sea positivo o negativo, el resultado de los procesos o conseguir los resultados de los objetivos de la empresa.

 
Podemos concluir con esta definición que el riesgo ofrece un carácter preventivo. El riesgo está comunmente asociado a algo negativo y,  por lo tanto, algo que se debe eliminar o reducir; pero ahora hay que tener en cuenta que el riesgo hace referencia a la generación de oportunidades.

Este carácter preventivo del enfoque basado en riesgos es el enfoque que ha estado presente de manera implícita en la norma ISO 9001, que ofrece esta característica  preventiva al Sistema de Gestión de Calidad.

 

¿Que importancia le da la reciente ISO 9001:2015 al riesgo y su gestión?

 

La reciente ISO 9001:2015 viene con el pensamiento basado en el riesgo incorporado; concretamente si nos centramos en el punto 6.1. Acciones para abordar riesgos y oportunidades. La gestión del riesgo en ISO 9001:2015 hace referencia a la generación de oportunidades.

Como nos hemos referido anteriormente, el concepto de pensamiento basado en el riesgo siempre ha estado de manera implícita y transversal en la norma ISO 9001, pero es en esta nueva versión cuando se fortalece y se incorpora en los requisitos de establecimiento, implementación, mantenimiento y mejora del Sistema de Gestión de la Calidad. Esto es evidente ya que al estar todos los procesos de una organización expuestos a una serie de riesgos, el Sistema de Gestión de Calidad, siendo un proceso más, es lógico que está también expuesto a ellos.

 

Eliminar de raiz los riesgos por completo es tarea imposible, lo lógico sería encontrar un equilibrio justo entre lo que invertimos en su gestión y el riesgo residual que nos queda.

La gestión del riesgo se debe realizar durante la planificación del Sistema de gestión de la calidad y los procesos realizados. Cuando la empresa identifica todos los riesgos y oportunidades en cada proceso se debe realizar una serie de acciones para alcanzar los resultados que esperamos y definir las acciones necesarias para clarificar los riesgos y conseguir las oportunidades.

 

Por lo tanto, es importante reseñar que la nueva norma se centra para abordar la gestión del riesgo en los riesgos estratégicos:

  • Amenazas

  • Oportunidades

 

Gestión del riesgo

Gestión del Riesgo

 

Existe una alta vinculación entre este enfoque basado en el riesgo y el desempeño de los procesos, se requiere la flexibilidad necesaria para considerar los diferentes tipos de procesos y actividades con sus distintos grados de riesgos y oportunidades utilizados para cumplir los objetivos marcados por la empresa.

 

Por lo tanto, la nueva orientación de la ISO 9001 frente a la Gestión del Riesgo:

 

  • Respalda una implantación del Sistema de Gestión más preventivo y mejor planificado.

  • Introduce el enfoque basado en la gestión del riesgo en la cultura empresarial.

  • Aumenta y mejora la visión frente al riesgo. Trata de encontrar la raíz del problema, su solución y evitar que vuelva a ocurrir.

  • Asciende la gestión del riesgo a mayor prioridad.

  • Globaliza la gestión del riesgo no solo a los clientes sino también a otras partes interesadas ( proveedores, capital humano, comunidad, sociedad).

  • Equilibra la probabilidad frente al impacto potencial.

 

Seguiremos en los siguientes semanas adentrándonos en este interesante tema. Puedes consultar otros post relacionados:

 

 

Si necesitas más información, necesitas un impulso a tu empresa y quieres realmente mejorar, contacta con nosotros.